GPU RTX 4080, ¿vale la pena comprarla en 2024?

La GPU RTX 4080 es una de las tarjetas gráficas más potentes del mercado, tanto para gaming como para productividad. Su rendimiento es muy bueno, siendo capaz de ejecutar sin demasiados problemas la gran mayoría de títulos a 4K con gráficos en ultra a más de 60 fps, llegando incluso a 120 fps en juegos como Cyberpunk 2077 con esa configuración gráfica. No es necesario que digamos lo bien que funciona a 1080p y 1440p. Supera con bastante solvencia a las gráficas de Nvidia de anterior generación como la 3090 y la 3090 Ti.

Cuesta unos 1250€, entre 100 y 200€ más que su competencia directa, la Radeon RX 7900 XTX (la diferencia de precio puede ser mayor o menor en función del ensemble y ofertas). El rendimiento bruto de la GPU de AMD es ligeramente superior por un precio menor. Sin embargo, eso cambia cuando activamos el ray-tracing y tenemos en cuenta el DLSS 3.0, dos de los puntos fuertes de esta tarjeta. Y es que por este rango de precios el objetivo debe ser jugar a 4K a 120 fps o a 4K y 60 fps con ray-tracing activado, si no es mejor gastar unos 400€ menos en una RTX 4070 Ti.

¿Qué trae una GPU RTX 4080?

La RTX 4080 tiene 16 GB de memoria VRAM, bastante menos que los 24 GB de la Radeon RX 7900 XTX. Sin embargo, en la práctica 16 GB son más que suficientes para jugar a 4K, y va a seguir siendo así durante un tiempo. El TDP de la 4080 es de 320W, bastante alto pero muy bueno comparándolo con la anterior generación y la alternativa de AMD (que tiene un TDP de 355W). La RTX 4080 cuenta con 9728 cuda cores, 304 tensor cores y 76 rt cores. Su bus de memoria es de 256 bits. Esto hace que la diferencia con la RTX 4090 sea abismal. La 4090 se queda bastante lejos, siendo la única tarjeta gráfica capaz de ejecutar juegos a 4K con RTX a 60 fps estables sin necesitar DLSS.

Si la diferéncia de rendimiento es abismal, también lo es en cuanto al precio: cuesta unos 350€ más que la 4080. Aunque la 4090 tenga una relación calidad precio excepcional, no es necesario ir hasta esos extremos si no es para jugar a 4K y 144fps los títulos más exigentes, donde la 4080 empieza a flojear. En cualquier caso, la 4080 es capaz de ejecutar varios títulos con ray-tracing a 4K con gráficos en ultra a 60 fps estables. Su rendimiento en ray-tracing es bastante superior que el de la RX 7900 XTX, pese a tener un rendimiento bruto inferior.

Además, la RTX 4080 es compatible con DLSS 3.0, una tecnología de reescalado que permite conseguir tasas de fps mucho más altas en los juegos compatibles. La RX 7900 XTX no tiene soporte para esta tecnología, cosa que también hay que tener en cuenta.

¿Qué GPU RTX 4080 debería comprar?

La RTX 4080 es una gráfica bastante exigente en cuanto a potencia. Los ventiladores de la mayoría de ensembles son muy similares a los de la 4090. Si para la 4090 ya estaban sobredimensionados, para la 4080 eso no hace más que aumentar. Como resultado tenemos una gráfica muy fría que funciona siempre bien, pero que es muy pesada y ocupa mucho espacio. Es posible que tengáis que modificar el posicionamiento de las piezas de vuestro PC si mejoráis a una RTX 4080.

En ese sentido la RX 7900 XTX es algo mejor, ya que sus ensembles son mucho más compactos y cambiarla por otra gráfica es tan sencillo como simplemente quitar la vieja y poner la nueva. Sin embargo, al tener unos disipadores menos potentes, es mucho más sensible al overclocking que la 4080. La RTX 4080 tabaja a una frecuencia turbo de 2.51 GHz, aunque dependiendo del ensemble puede llegar hasta 3 GHz o más. Todo esto manteniendo unas temperaturas muy buenas en todo momento.

ASUS TUF Gaming NVIDIA GeForce RTX 4080 OC Edition

ASUS TUF Gaming NVIDIA GeForce RTX 4080 OC Edition

Puedes encontrar este producto en Amazon

PNY Tarjeta GeForce RTX 4080 16GB Verto Triple Fan

PNY Tarjeta GeForce RTX 4080 16GB Verto Triple Fan

Puedes encontrar este producto en Amazon

Conclusiones

La RTX 4080 es una de las dos opciones que tenéis por unos 1200€ para gaming a 4K. Su rendimiento es excelente, solo teniendo problemas cuando queremos jugar a 144fps y 4K en los títulos más exigentes o a 60fps y 4K con ray-tracing activado sin DLSS. Quitando estos escenarios, en los que únicamente la 4090 es capaz de dar un buen rendimiento, la gráfica es increíblemente solvente y mantiene siempre temperaturas muy buenas. Aunque su gran tamaño puede ser un problema, todas las ventajas que ofrece hacen que sea una muy buena compra.

Su mejor rendimiento en ray-tracing y compatibilidad con DLSS 3.0 le dan una ligera ventaja sobre la RX 7900 XTX, que a cambio ofrece un rendimeinto bruto ligeramente superior, un diseño más compacto y fácil de instalar y un precio unos 100/150€ más bajo. La decisión es vuestra, y ambas opciones son muy buenas. Si queréis un procesador para acompañar vuestra gráfica, os recomendamos el Ryzen 7 7800X3D, el mejor procesador para gaming del mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.