GTX 1060, ¿vale la pena comprar esta tarjeta gráfica en 2024?

La GeForce GTX 1060 de NVIDIA ha sido un pilar en el mercado de tarjetas gráficas desde su lanzamiento en el verano de 2016. Esta tarjeta sigue siendo una opción popular entre los jugadores debido al estado actual del mercado de tarjetas gráficas. Siendo la tarjeta gráfica más barata recomendable una RX 6600 (de 200€), es complicado hacerse con una gráfica que merezca la pena si no se tiene ese presupuesto. Y, si quieres una opción de Nvidia, seguramente lo mejor sea una GTX 1660 Super, que cuesta unos 160€. La RTX 3050 es peor que la RX 6600, y bastante más cara. En esta situación de mercado, la GTX 1060 se convierte en una opción interesante, estando justo una gama por debajo de la 1660 Super.

Sin embargo, al ser una tarjeta gráfica bastante vieja hay que tener cuidad. Está disponible en varios modelos, que son muy distintos. El modelo que recomendamos es el que cuenta con 6 GB de memoria VRAM (aunque el modelo con 3 GB sea algo más barato, la diferencia de rendimiento es abismal y no la recomendaría ni a mi peor enemigo). Sin embargo, una gráfica únicamente es tan buena como lo es su precio. Y ese precio viene definido por la competencia, que en este caso es la RX 580, una de las mejores gráficas baratas. Pero antes de hablar de eso, vamos a ver qué podemos hacer con una GTX 1060.

¿Qué ofrece una GTX 1060?

GTX 1060

El modelo del que hablaremos es la GTX 1060 de 6 GB de memoria GDDR5. Cuenta con 1280 núcleos y una interfaz de memoria de 192 bits. Esto es poco para una tarjeta gráfica moderna, especialmente si lo que queréis es jugar a 1080p. Y es que los juegos triple A más modernos están bastante mal optimizados, y la mínima memoria VRAM recomendada para poder jugarlos a 60 fps a 1080p son 8 GB. Esto se nota en títulos como Red Dead Redemption 2, Cyberpunk 2077 y Metro Exodus, entre otros. Sin embargo, para otro tipo de juegos menos exigente la GTX 1060 es excelente.

En juegos populares como «The Witcher 3: Wild Hunt», «Grand Theft Auto V» y «Shadow of the Tomb Raider», la GTX 1060 puede manejar configuraciones de alta calidad a resoluciones de 1080p con tasas de fotogramas suaves. Títulos menos exigentes, como juegos de eSports e indies son excelentes para esta tarjeta gráfica. Además del rendimiento para gaming la GTX 1060 también se desenvuelve bien en aplicaciones de creación de contenido como la edición de video y la renderización 3D. A su vez, es bastante más potente que la GTX 1650, una opción muy popular pero difícil de encontrar a buen precio.

Su competencia más directa es la RX 580 de 8 GB, que consigue un rendimiento muy parecido. Sin embargo, los 2 GB de memoria VRAM extra la hacen mejor para jugar a juegos triple A más modernos. La diferencia de rendimiento se nota especialmente en configuraciones gráficas más elevadas. Sin embargo, en títulos menos exigentes son prácticamente equivalentes. Elegir entre una u otra depende totalmente de la preferencia de cada uno, siempre y cuando estén al mismo precio.

¿Vale la pena comprar una GTX 1060?

El precio es uno de los mayores problemas que tiene esta tarjeta gráfica. Dado que la GTX 1060 ha estado en el mercado durante varios años, es difícil encontrar esta gráfica en tiendas como Amazon a un precio razonable. El precio debe ser equivalente al de la RX 580, es decir, entre 100 y 120€. La disponibilidad puede variar según la región y la demanda, al igual que el precio. Y la RX 580 tiene otra ventaja, y es que se pueden encontrar modelos reacondicionados en tiendas como AliExpress por 70 u 80€, precios por los que vale mucho la pena. Puedes encontrar más información sobre eso en nuestro artículo sobre la RX 580.

Incluso en estas tiendas es bastante complicado encontrar una GTX 1060 a buen precio (recuerda que el modelo que merece la pena es el de 6 GB, el de 3 GB no vale la pena ni que lo encuentres a 70€, para eso compra una RX 580). Es muchísimo más fácil hacerse con una RX 580, pero si queréis la opción de Nvidia sea como sea, hay maneras de conseguirla. Una opción puede ser el mercado de segunda mano. En tiendas como Milanuncios o Wallapop se pueden encontrar gráficas de segunda mano a precios sorprendentes.

Estos modelos son normalmente gráficas utilizadas para minería. También hay gráficas que se compraron hace mucho tiempo por gente que no conoce el estado del mercado actual, y que se venden a un precio más bajo de lo normal. Simplemente recuerda que el modelo de la GTX 1060 es el de 6 GB (sé que somos pesados, pero es muy importante).

ASUS STRIX-GTX1060-O6G-GAMING

ASUS STRIX-GTX1060-O6G-GAMING

Puedes encontrar este producto en Amazon

Conclusiones

En resumen, la GTX 1060 de NVIDIA sigue siendo una tarjeta gráfica sólida en cuanto a rendimiento para las gamas medias bajas. Tiene una buena eficiencia energética, y es una buena tarjeta gráfica para jugar tanto a triples A como juegos menos exigentes. Sin embargo, puede quedarse algo corta con títulos más modernos, en los que seguramente sea necesario modificar los ajustes gráficos para poder tener buenas tasas de fps. Otras opciones como la GT 1030 o GT 730 están totalmente desfasadas, y no merecen la pena ni regaladas (especialmente cuando por 80€ puedes conseguir una gráfica tan buena como la RX 580).

Es importante tener en cuenta que la GTX 1060 es difícil de encontrar, especialmente a un precio tan bueno como la RX 580. Sin embargo, buscando en mercados de segunda mano o modelos reacondicionados es posible conseguir alguna. Otras tarjetas gráficas que se pueden encontrar en el mercado de segunda mano y merecen totalmente la pena son la GTX 1080 y GTX 1080 Ti, que tienen un rendimiento excelente y se pueden encontrar a muy buenos precios, siendo seguramente los modelos más interesantes para comprar de segunda mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.