GTX 1650, ¿aún vale la pena comprar esta GPU en 2024?

La GTX 1650 de NVIDIA lleva varios años siendo la opción favorita para aquellos usuarios que buscan mejorar su sistema. Es una tarjeta gráfica muy popular, siendo la GPU más común para mejorar un sistema sin gráficos dedicados o con una tarjeta gráfica mucho más barata como una GT 730. Y es que la diferencia de rendimiento es abismal, y el precio no es demasiado desorbitado. Por unos 160€ se pueden encontrar ensembles muy buenos de la GTX 1650, recientemente mejorados por NVIDIA para incluir memoria GDDR6 en vez de GDDR5. Sin embargo, después de tanto tiempo hay muchísimas más opciones en el mercado, ¿sigue valiendo la pena comprar la GTX 1650 en 2024?

¿A qué puedo jugar con una GTX 1650?

Equipada con 896 núcleos CUDA y 4 GB de memoria GDDR5 (GDDR6 en los ensembles más modernos, pero más caros), la GTX 1650 ofrece un rendimiento sólido en su rango de precio. Diseñada para manejar juegos modernos y tareas de edición de video de nivel medio, la tarjeta tiene un buen rendimiento y bajo consumo de energía. En comparación con sus predecesoras proporciona una mejora significativa en términos de potencia. Deja muy por detrás a opciones como la ya mencionada GT 730 o la popular GTX 1050 Ti, que están totalmente desfasadas. En cierto sentido, la popularidad de la GTX 1650 la ha ayudado a mantenerse competitiva durante tanto tiempo.

Aunque no es una tarjeta de gama alta destinada a los juegos más exigentes en resoluciones 4K (en los que a duras penas consigue unos 20 fps de media), la GTX 1650 aún puede ofrecer una experiencia de juego fluida en resoluciones 1080p y 1440p. Cuando se ajustan las configuraciones gráficas es cuando mejor se aprovecha esta GPU. De media, puede conseguir unos 70 fps estables a 1080p y 30 fps a 1440p. Juegos populares y títulos más antiguos funcionan sin problemas, mientras que los juegos más recientes pueden requerir ajustes en los detalles gráficos para lograr el equilibrio entre rendimiento y calidad visual. Recordemos que la gráfica únicamente cuenta con 4 GB de memoria, mientras que la cantidad mínima recomendada hoy en día para jugar a 1080p es de 8 GB.

¿Qué ofrece una GTX 1650?

Uno de los puntos destacados de la GTX 1650 es su eficiencia energética. Diseñada con el objetivo de proporcionar un rendimiento decente sin necesidad de una fuente de alimentación adicional, la tarjeta gráfica tiene un TDP (potencia térmica de diseño) de 75 W. Esto la convierte en una opción atractiva para sistemas más compactos. Especialmente para aquellos que desean mejorar su rendimiento sin tener que cambiar la fuente de alimentación. La fuente de alimentación recomendada para la GTX 1650 es de 300 W, mientras que para opciones más modernas como la RTX 3050 se necesita una de 500 W y para una RX 6600 una de 450 W.

Además, el diseño compacto de la GTX 1650 la hace adecuada para sistemas HTPC y configuraciones donde el espacio es limitado. Esto la convierte en una elección popular para construcciones de sistemas minimalistas sin tener que cambiar demasiados componentes del sistema. La gráfica viene con el soporte estándar para tecnologías de NVIDIA. Cuenta con NVIDIA Ansel para capturas de pantalla en juegos, NVIDIA G-SYNC para sincronización de pantalla y NVIDIA ShadowPlay para grabación de juego en tiempo real.

¿Vale la pena comprar una GTX 1650?

Aunque la gran mayoría de cosas que hemos dicho sobre esta GPU son buenas, la respuesta a la pregunta es no, salvo en ocasiones muy particulares. Para mejorar un sistema sin tener que cambiar demasiados componentes, puede ser una buena idea por su bajo coste. La gráfica es buena, y cualquiera que la compre estará contento con su producto. Al menos hasta que se de cuenta de qué podria haber comprado con prácticamente el mismo dinero. La GTX 1650 se puede encontrar por unos 160-180€. La siguiente opción de NVIDIA sería la RTX 3050, que por unos 250€ no vale en absoluto la pena. Sin embargo, hay una opción de la competencia que por 200€ le pega una paliza a ambas: la Radeon RX 6600.

La diferencia de rendimiento entre la RX 6600 y la GTX 1650 es abismal, por una diferencia de precio de apenas unos 40-50€. Las diferencias de fps son de un 60% de media, consiguiendo la opción de AMD unos 120 fps a 1080p, 60 fps a 1440p y 30 fps a 4K. La diferencia se hace aún más notable en juegos más modernos: en Assassin’s Creed Valhalha la diferencia entre ambas gráficas es de un 500% y en Cyberpunk la RX 6600 consigue 100 fps de media mientras que la GTX 1650 apenas consigue 30 fps. Y todo eso por unos 40€, que es una diferencia de precio de un 25%. Y no solo en gaming: la diferencia en tareas de productividad es escandalosa, consiguendo la RX 6600 hasta un 100% de rendimiento más en renderizado, animación y multitarea gracias a sus 8 GB de memoria.

MSI GeForce GTX 1650 D6 VENTUS XS OC

MSI GeForce GTX 1650 D6 VENTUS XS OC

Puntuación: 4.5 de 5.

Puedes encontrar este producto en Amazon

MSI GeForce GTX 1650 D6 Ventus XS OCV1

MSI GeForce GTX 1650 D6 Ventus XS OCV1

Puntuación: 4.5 de 5.

Puedes encontrar este producto en Amazon

Conclusiones

A pesar de haber sido durante mucho tiempo la mejor opción en su rango de precios, hoy en dia la GTX 1650 está bastante obsoleta. Su popularidad se ha mantenido a lo largo del tiempo gracias a su calildad. Y es que la tarjeta gráfica es buena, pero en 2024 hay opciones escandalosamente mejores por precios muy parecidos. En cierto sentido esto es debido a la necesidad irracional de una gran cantidad de gente de comprar NVIDIA antes que AMD. Los tiempos han cambiado. Hoy en día NVIDIA sigue siendo excelente en las gamas medias y altas, pero a nivel de entrada las opciones de AMD son muchísimo mejores.

A pesar de esto, la GTX 1650 es de lo mejorcito que hay de Nvidia en ese rango de precios. Y, si comprar la RX 6600 en vez de la 1650 implica cambiar de caja, fuente de alimentación y otros componentes, la diferencia de precio puede ser mucho mayor a 40€. En ese caso en particular si puede valer la pena. Sin embargo, en una situación de construir un PC desde zero, jamás compraría la GTX 1650 en vez de la RX 6600. Especialmente cuando combinando la RX 6600 con un i3 12100F (de unos 90€) se puede construir un sistema capaz de jugar a cualquier título a 1080p hoy en día. Si quieres saber qué tarjetas gráficas merecen la pena, recomendamos echar un vistazo a nuestro artículo con las mejores tarjetas gráficas del mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.