Intel Core i5-11400F, ¿el mejor procesador barato del mercado?

El Intel Core i5-11400F es uno de los procesadores de la 11ª generación más interesantes del mercado. Diseñado específicamente para ofrecer un buen rendimiento en aplicaciones y juegos a buen precio, este procesador es ideal para combinar con las tarjetas gráficas de gama media. Siendo hasta un 30% más potente que un i5-10400F por unos 20€ más, es de lo mejor en su rango de precios. El i5-12400F ya cuesta unos 50€ más que el i5-11400F, y aunque su rendimiento es algo mejor (alrededor de un 15%) no es una opción tan buena para la gama media.

En esta revisión exploraremos sus características técnicas clave, el rendimiento en diversas aplicaciones y juegos, la eficiencia energética y otros aspectos importantes como qué placa base utilizar. El i5-11400F es ideal para gráficas de gama media entre la RX 6600 y la RTX 4070, siendo las mejores opciones las 3060 y 3060 Ti. Sin embargo, hay que tener en cuenta que cuanto más potente sea la gráfica que elijamos más se notará la diferencia con el i5-12400F.

¿Qué ofrece un Intel Core i5-11400F?

El i5-11400F está basado en la arquitectura Rocket Lake de Intel y se fabrica en un proceso de 14 nm. Cuenta con 6 núcleos y 12 hilos, misma cantidad que el i5-12400F. Su velocidad base es de 2.6 GHz, con una velocidad de hasta 4.4 GHz en modo turbo, lo que garantiza un rendimiento sólido en aplicaciones en un solo hilo.

Este procesador carece de gráficos integrados, por lo que hace falta una tarjeta gráfica dedicada para usarlo en tu sistema. Eliminar los gráficos integrados permite conseguir un rendimiento ligeramente superior a la práctica y reducir el coste de fabricación, motivo por el cual los procesadores de la serie F de Intel son muy populares en sistemas pensados para gaming.

Uno de los aspectos más notables del i5-11400F es su eficiencia energética en comparación con las generaciones anteriores de procesadores Intel. El i5-11400F tiene un TDP (potencia de diseño térmico) de 65 vatios, el mismo que su contraparte de duodécima generacion. Esto no solo es beneficioso para mantener las temperaturas bajas, también permite utilizar una fuente de alimentación más barata. Además, viene con un disipador incluido más que suficiente para olvidarse de cualquier problema de refrigeración.

¿Vale la pena comprar un i5-11400F?

¿Vale la pena comprar un i5-11400F?

Puntuación: 5 de 5.

Puedes encontrar este producto en Amazon

Cuando se trata de tareas cotidianas y aplicaciones de productividad, el i5-11400F brilla con luz propia. Su rendimiento de un solo subproceso es impresionante. Aplicaciones como la navegación web, edición de documentos y reproducción de medios se ejecutan sin problemas. Además, con 6 núcleos y 12 hilos, es capaz de manejar cargas de trabajo multitarea ligeras con bastante solvencia. Tareas de productividad como edición de fotos y vídeos, así como la renderización de contenido, funcionan sin problemas en este procesador si se combina con una gráfica adecuada.

Sin embargo, el punto fuerte del i5-11400F es su rendimiento en juegos, especialmente a resoluciones 1080p y 1440p. El procesador es capaz de mantener tasas de fotogramas altas y suaves en combinación con una tarjeta gráfica adecuada. Para evitar cuello de botella, recomendamos como mínimo utilizar una RX 6600 / GTX 1660 Super, y lo ideal sería una RTX 3060 o RTX 3060 Ti. El i5-11400F puede llegar a mover sin problemas hasta una RTX 4070, pero a esos niveles merece la pena invertir en un procesador mejor, especialmente si vas a utilizar el sistema para tareas de productividad además de gaming

El mayor inconveniente que tiene este procesador es la placa base. Si no tenéis una placa base compatible con su socket (LGA 1200, compatible con la serie 400 y 500), hacerse con una puede ser complicado. Lo más recomendable sería una B560 o B550, que se pueden encontrar por unos 100€. En ese caso recomendaríamos hacerse con un i5-12400F, que al ser compatible con placas base como la B660 permite escalar el sistema a futuro sin tener que cambiar de placa base.

Conclusiones

En resumen, el Intel Core i5-11400F es una opción sólida para aquellos que buscan un procesador de gama media que ofrezca un buen rendimiento tanto en aplicaciones como gaming. Especialmente destaca por su rendimiento en juegos. Podiéndose combinar con cualquier tarjeta gráfica de gama media, es la mejor opción del mercado en cuanto a relación calidad precio para un sistema centrado en el gaming. La eficiencia energética y las temperaturas razonables son aspectos adicionales que hacen que el i5-11400F sea atractivo.

Sin necesidad de recurrir a una refrigeración líquida, el mantenimiento del sistema se hace muy sencillo. A su vez, es bastante silencioso gracias a su bajo TDP. Sin embargo, la placa base puede ser un inconveniente, y si se tiene que comprar una nueva puede merecer más la pena decantarse por el i5-12400F (especialmente de cara a futuro). En ese caso, la alternativa de AMD también es buena y se debe tener en cuenta. El Ryzen 5 5600X cuesta unos 160€ y es una opción muy buena para el mismo rango de gráficas que hemos mencionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.