¿Merece la pena una GPU GTX 1050 Ti en 2024?

La GPU GTX 1050 Ti de NVIDIA es una opción popular para aquellos que buscan una una tarjeta gráfica buena sin gastar demasiado dinero, aunque con el paso del tiempo se ha quedado algo desfasada. ¿Cómo se compara con las gráficas de nueva generación?. La GTX 1050 Ti es una tarjeta de gama media que se encuentra en un rango de precios asequible para la mayoría de jugadores y usuarios de PC, y a su vez ofrece un buen rendimiento.

Se trata de tarjeta gráfica de 14nm con una velocidad de reloj base de 1290 MHz y una velocidad de reloj de aumento de 1392 MHz. Tiene 768 núcleos CUDA y 4 GB de memoria GDDR5 con una velocidad de memoria de 7 Gbps y un ancho de banda de memoria de 112 GB/s. La GTX 1050 Ti también es compatible con la tecnología G-Sync de NVIDIA, que sincroniza la frecuencia de actualización de la pantalla con la frecuencia de fotogramas de la tarjeta gráfica para eliminar el desgarro de la pantalla y mejorar la experiencia de juego.

En cuanto a la refrigeración, muchas versiones de la GTX 1050 Ti vienen con un solo ventilador, lo que significa que la tarjeta gráfica funciona a temperaturas más bajas y no produce mucho ruido. Sin embargo, si planeas overclockear la tarjeta gráfica, es posible que desees considerar una versión con un sistema de enfriamiento más robusto. Hay algunas versiones de la gráfica que por unos 10 o 20 euros más vienen con dos ventiladores.

Gigabyte GeForce GTX 1050 Ti 

Puntuación: 4.5 de 5.

En cuanto al rendimiento, la GPU GTX 1050 Ti es capaz de ejecutar muchos juegos modernos en configuraciones gráficas medias a altas a una resolución de 1080p y 60 fps sin necesitar de un procesador demasiado potente. En juegos más exigentes, puede ser necesario reducir la configuración gráfica para mantener una tasa de fotogramas jugable. También es capaz de manejar aplicaciones de edición de fotos y vídeos, así como la creación de contenidos en 3D siempre y cuanto no sean demasiado exigentes.

Una de las ventajas de la GTX 1050 Ti es su bajo consumo de energía. Con un TDP de solo 75 vatios, no requiere una fuente de alimentación adicional y puede funcionar con una fuente de alimentación estándar de 300 vatios. Esto hace que la GPU GTX 1050 Ti se pueda añadir en un setup sin tener que cambiarlo todo.

Una desventaja de la GTX 1050 Ti es la conectividad, cosa que limita la cantidad de monitores que puedes conectar a la tarjeta gráfica. Esto depende de la gráfica que estéis comprando, ya que existen distintos modelos de la GPU GTX 1050 Ti. El que os estamos enseñando sólo cuenta con un puerto HDMI. Si necesitas un puerto DisplayPort o conectar más de dos monitores, debéis buscar una tarjeta gráfica diferente o usar un adaptador.

Puedes encontrar este producto en Amazon

¿Cómo se compara la GTX 1050 Ti con las gráficas de nueva generación?

A pesar de todo lo bueno que se ha dicho en este artículo de esta gráfica, hoy en día esta totalmente desfasada. No merece en absoluto la pena, y mucho menos por esos precios (rondando los 160-170€). Sinceramente, la tarjeta gráfica de entrada ideal es la RX 6600 por unos 200€ (que le da 100 vueltas de campana a la RTX 1050 Ti), y cualquier opción por menos tiene una relacion calidad precio bastante mala. La gráfica es buena y si la compráis no estaréis decepcionados, sin embargo hay muchas otras opciones para gastar vuestro dinero de manera más eficiente. Y es que la diferencia de rendimiento entre ambas es demasiada como para justificar la diferencia de precio.

No hay realmente ninguna opción de NVIDIA moderna que sea capaz de sustituirla. La RTX 3050 es muchísimo peor que la RX 6600 siendo a su vez más cara. Y, tirando a gráficas más viejas como la GTX 1650 sigue sin ser convincente. Al fin y al cabo hay que estar familiarizados con el mercado y saber qué rendimiento se puede conseguir y a qué precio. Y, en las gamas bajas hay muy pocas opciones que merezcan la pena sin superar los 200€. Pero eso cambia cuando miramos modelos de segunda mano.

Conclusiones

En tiendas de segunda mano como Wallapop se pueden encontrar GTX 1050 Ti a un precio más razonable, rondando los 110€. Sin embargo, en ese contexto sigue siendo más interesante apostar por otras tarjetas que si se pueden encontrar a precios ridículos, como la GTX 1080 o GTX 1080 Ti. Ofrecen un rendimiento comparable a las RTX 3060 (de 330€) y RTX 3060 Ti (de 350€) respectivamente y se pueden encontrar a menos de 200€ con un poco de suerte.

Esto es debido a que muchos usuarios las compraron en 2016 o 2017 cuando el mercado no estaba tan inflado. No son conscientes del estado del mercado actual y las venden a precios regalados. Las gráficas utilizadas para minería también se pueden encontrar a muy buenos precios. Aunque el mercado de segunda mano tenga un cierto riesgo, es la única forma de encontrar gráficas por menos de 200€ que realmente merezcan la pena.

Si no tenéis mucho presupuesto, en vez de comprar una GPU que no merece en absoluto la pena, os recomendamos echar un vistazo a nuestra review del AMD Ryzen 7 5700G, una CPU de buena calidad con los mejores gráficos integrados del mercado, que permite jugar a una gran cantidad de juegos sin necesitar una GPU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.