Princess Peach Showtime Review para Nintendo Switch, ¿vale la pena?

Siempre es interesante cuando Nintendo hace un juego basado en el reino champiñón en el que Mario no es el protagonista. Esta vez le toca a la princesa Peach. En Princess Peach Showtime jugaremos como la princesa en la que es su primera aventura completa. Aunque ya ha protagonizado algunos juegos, este es el primero que verdaderamente se siente como un titulo entero. En este juego iremos por distintos escenarios teatrales, disfrazándonos de un montón de cosas distintas, cada una con su propia jugabilidad. Desde una espadachina hasta una patinadora sobre hielo, hay un montón de disfrazes por descubrir y roles que adoptar, que son la mejor parte del juego.

Aunque es un juego sencillo, es colorido y visualmente atractivo, además de extremadamente divertido. Es un juego enteramente para un jugador, cuya historia principal dura entre unas 7 y 8 horas. Para conseguir el 100%, se necesita invertir alrededor de unas 18 horas. Es un juego que, sin ser demasiado largo, tiene un montón de contenido que descubrir. No esperes un reto demasiado grande, ya que este juego está sobretodo orientado para niños pequeños. La jugabilidad es muy variada, pero es simple y muy sencilla de aprender. Hay curva de dificultad, pero muy ligera.

¿De qué trata Princess Peach Showtime?

Princess Peach Showtime para Nintendo Switch

En Princess Peach Showtime iremos protagonizando distintas obras de teatro, en las que adoptaremos distintos papeles. Este juego es un collage de minijuegos, todos con distintas jugabilidades. La jugabilidad es muy variada, desde peleas con espadas, patinaje sobre hielo hasta un musical, cocina e investigación. La puesta en escena es una maravilla. Y es que tanto el apartado gráfico como artístico son excelentes. La banda sonora encaja a la perfección con todos los niveles distintos, y la ambientación consigue una inmersión muy buena. Los detalles están muy cuidados, y no nos olvidamos nunca de que estamos en una obra de teatro. Cuando vemos objetos volando, podemos ver las cuerdas que los sostienen, el fuego no es real, son pedazos de madera, y podemos ver cómo los focos iluminan al protagonista en escenas más profundas.

Los controles son simples, con simplemente un botón de salto y uno de acción (que cambiará en función del disfraz). Hay 10 disfrazes que tienen 3 niveles cada uno. Los estilos de juego y escenarios son muy variados y coloridos, además de entretenidos. Son una muy buena introducción a distintos géneros de videojuegos (en ese sentido recuerda un poco a «It Takes Two, juego que también hace una mezcla de distintos estilos de juego). Hay además coleccionables como trajes para Peach, canciones y escenas, que podemos conseguir e ir viendo desde el menú. Eso añade un poco de rejugabilidad, aunque no es demasiada si la comparamos con otros juegos de Nintendo. Es un juego sencillo, directo al grano y muy variado.

¿Vale la pena jugar Princess Peach Showtime?

Princess Peach Showtime

Es un juego para todo el mundo, orientado sobretodo para los más pequeños. Para el resto, aunque es muy divertido ir probando todos los disfrazes y estilos de juego, no hay ningún reto en el juego. Los niveles son relativamente cortos, y cuando se empieza a complcar y uno domina los controles, se terminan. La idea es muy buena y el apartado artístico acompaña a la perfección, pero los estilos de juego no se desarrollan mucho. Se podría haber profundizado mucho más en las distintas obras de teatro, sobretodo complicando más los controles (que son simplemente dos botones) y añadiendo más desafíos. Aunque es entendible que el juego sea sencillo, normalmente Nintendo añade contenido adicional al final del juego para que los más veteranos tengan un desafío mayor.

No hace falta más que mirar a Super Mario Bros Wonder, un juego fácil que se complica para aquellos que quieren un reto. Y, para aquellos que no lo quieren, es sencillo de completar. Princess Peach Showtime no tiene eso. Un nivel extra tras vencer el juego que combinase todos los estilos de juego para ponernos a prueba habria sido un añadido increíble. Es lo único que se echa a faltar, contenido adicional al finalizar el juego para aquellos que quieran algo más complicado y profundizar más en las distintas mecánicas y disfrazes que se exploran en el juego base. Está bien que el juego sea fácil de completar, pero un desafío adicional para aquellos que lo quieren nunca está de más.

Quitando esto, el juego es una maravilla. Aunque sea fácil, es muy divertido, especialmente por lo variadas que son las jugabilidades y escenarios. Y, el cariño y atención al detalle que tiene este juego es otro punto muy positivo.

Conclusión

Princess Peach Showtime es un juego con un apartado artístico maravilloso y una jugabilidad muy variada y divertida. Además, es el primer juego que protagoniza la princesa Peach desde hace casi 20 años. Para niños y los más pequeños es un juego excelente, pero si estás buscando un desafío no lo vas a encontrar. Peca de tener una jugabilidad muy sencilla y de no profundizar más en las mecánicas que introduce. Parece un collage de minijuegos con jugabilidades distintas, algo parecido a It Takes Two, pero siendo de un jugador. Aunque no sean complicados, todos los niveles están muy bien ambientados y logrados, y si no te importa la dificultad, te lo pasarás muy bien.

Este título ha salido para Nintendo Switch, y lo puedes comprar online desde la tienda de Nintendo, o comprar en formato físicio en plataformas como Amazon. Si te ha gustado este artículo, seguro que te gustarán el resto de artículos de nuestra sección de videojuegos, donde podrás encontrar noticias y reseñas de los últimos títulos y actualizaciones del mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.