Thermal Grizzly Kryonaut, ¿la mejor pasta térmica del mercado?

La pasta térmica es esencial para la disipación de calor en componentes informáticos, especialmente (pero no unicamente) la CPU. Una elección adecuada de pasta térmica puede marcar la diferencia en la eficiencia de enfriamiento de tu CPU, GPU o cualquier otro componente que genere calor. En este sentido, la pasta térmica Thermal Grizzly Kryonaut cuenta con una reputación sólida en la comunidad de entusiastas de la informática, considerada por muchos como la mejor opción del mercado. Y tiene argumentos fuertes para serlo. Con una aplicación sencilla y una conductividad térmica extremadamente alta reduce considerablemente las temperaturas de los componentes donde se aplica.

Si bien la Kryonaut tiene un alto rendimiento, su precio es igual de alto. La Kryonaut de Thermal Grizzly es más cara que muchas pastas térmicas convencionales, pero su rendimiento superior puede ser muy util en los sistemas de alta gama. En comparación con otras pastas térmicas como la Arctic MX-4 la diferencia de precio es abismal. Para sistemas de gama media o baja, es más que suficiente con una pasta térmica barata, y no hace falta irse a opciones tan caras.

Sin embargo, la Kryonaut se ha ganado su fama a pulso. En esta revisión, veremos en detalle lo que hace que esta pasta térmica sea tan especial, si realmente vale la pena la inversión y quién debería comprarla.

¿Qué hace especial a la Thermal Grizzly Kryonaut?

La Thermal Grizzly Kryonaut viene en un tubo blanco y negro elegante que le da un toque premium característico. El tubo es fácil de apretar para una aplicación precisa y controlada, lo cual es importante para evitar desperdiciar pasta térmica o aplicar demasiada (especialmente cuando es tan cara). La pasta térmica Kryonaut está hecha de una mezcla de silicona y partículas de nanoaluminio y óxido de zinc, lo que la hace altamente conductora.

La conductividad térmica es una medida de cuán eficaz es un material para transferir el calor de un punto a otro, y la Thermal Grizzly Kryonaut tiene una conductividad térmica excepcionalmente alta. Clasificada en alrededor de 12,5 W/m·K, es muy eficaz para transferir el calor de la CPU o GPU al disipador de calor. Y eso se nota claramente en las temperaturas. La reducción de temperatura en comparación con una pasta térmica normal varía en función del sistema, pero es muy notable y puede superar los 10 grados en varios casos sin problemas.

La aplicación de la Kryonaut es sencilla gracias a su textura viscosa y maleable. Extender una capa delgada y uniforme es rápido y sin problemas. También es fácil de limpiar si necesitas reaplicarla o hacer cambios en tu sistema. Un aspecto importante a destacar es que la Kryonaut es no conductora eléctricamente, lo que significa que no hay riesgo de cortocircuitos si accidentalmente se derrama sobre los componentes de tu placa base.

¿Vale la pena comprar la Thermal Grizzly Kryonaut?

Thermal Grizzly Kryonaut

Puedes encontrar este producto en Amazon

El rendimiento térmicolo más impresionante de esta pasta térmica. La Kryonaut no decepciona en este sentido, y su impacto se ve reflejado muy fuertemente en las temperaturas. Cuando se aplica correctamente, ayuda a reducir de manera significativa las temperaturas de la CPU o GPU en comparación con pastas térmicas genéricas o de baja calidad. Esto se traduce en un mejor rendimiento general del sistema, ya que las temperaturas más bajas permiten que los componentes funcionen de manera más eficiente y evitan el riesgo de daños por calor.

La Kryonaut es especialmente efectiva en sistemas de alto rendimiento o en situaciones en las que se realiza overclocking. Con procesadores de alta gama, esta pasta térmica puede ayudarte a exprimir más potencia de los núcleos, o simplemente ayudar a mantener las temperaturas a raya. Si eres un entusiasta que busca exprimir al máximo el potencial de tu hardware, esta pasta térmica es una excelente elección.

Otro aspecto importante es la longevidad y durabilidad de la pasta térmica. La Thermal Grizzly Kryonaut tiene una excelente resistencia al envejecimiento y, en condiciones normales de uso, puede mantener su rendimiento térmico durante mucho tiempo (3 años tras abrirla según Thermal Grizzly, aunque eso es la garantía mínima, podiendo llegar hasta 5 con un buen mantenimiento). Esto significa que no tendrás que preocuparte por tener que reaplicarla.

Comparación con otros productos de la marca

AeronautHydronautKryonautKryonaut ExtremeConductonaut
Conductividad Térmica:8,5 W/mk11,8 W/mk12,5 W/mk14,2 W/mk73 W/mk
La Temperatura:-150 °C/+200 °C-200 °C/+350 °C-250 °C / +350 °C-250 °C / +350 °C
Viscosidad:110–160 Pas140-190 Pas120–170 Pas130-180 Pas0,0021 Pas
Resistencia Térmica:0,0129 K/W0,0076 K/W0,0032 K/W0,0032 K/W
Tamaños Estándar:1 g1 g1 g2 g1 g

Conclusiones

En resumen, la pasta térmica Thermal Grizzly Kryonaut es una opción excepcional para aquellos que buscan un rendimiento térmico superior en sus sistemas informáticos. Su alta conductividad térmica, facilidad de aplicación y resistencia al envejecimiento la hacen destacar entre la competencia. Se trata de la opción por defecto a la que ir en sistemas de gama alta, y pese a su elevado precio merece totalmente la pena. Que un gramo cueste 11.80€ es bastante caro, y el paquete con mejor relación calidad precio cuesta unos 30€ y vienen 11,1 gramos. Puede ser demasiado para un único sistema, y con 2 gramos si tienes cuidado y la esparces bien debería ser suficiente.

Recuerda que tras abrir la pasta puedes utilizarla por al menos tres años. Es importante tener en cuenta su precio en comparación con otras opciones en el mercado. Si estás en un presupuesto ajustado, es posible que puedas encontrar pastas térmicas con un buen rendimiento a un precio más bajo. Y, de hecho, seguramente no te haga falta una opción tan extrema, y con una pasta térmica como la Arctic MX-4 tengas suficiente.

En última instancia, la elección de la pasta térmica depende de tus necesidades y preferencias individuales. A pesar de eso, la Thermal Grizzly Kryonaut ciertamente se destaca como una de las mejores opciones, y tengas el sistema que tengas tendrá un claro impacto en las temperaturas de sus componentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.